Ikastola Olabide, desde 1963.

La andadura de nuestra cooperativa se inició en 1963. Aquel año, media docena de familias vitorianas se pusieron de acuerdo para proporcionar a sus hijos una educación alternativa, sustancialmente distinta a la que entonces se ofrecía en los centros convencionales. Somos desde entonces, la primera y única Ikastola Cooperativa de familias de Vitoria - Gasteiz y Araba.

Se trataba de apostar por una enseñanza en la que el euskera tuviese el lugar que se le negaba en la oficialidad del momento.

Fruto de aquella iniciativa clandestina, catorce alumnos y alumnas, comenzaron sus estudios en un piso de la calle Cercas Bajas, bajo la tutela de la ‘euskaltzale’ Izaskun Arrue (1927-2016), la primera andereño de Olabide Ikastola.

Lo que para las familias de hoy en día es un derecho, para las familias de aquel entonces era un privilegio prohibido por el que merecía la pena luchar: ¡educar a sus hijos e hijas en la lengua y la cultura que amaban!.

Han pasado muchas cosas buenas desde entonces, Somos una Ikastola Concertada autogestioanda, fundadora de EIB en 1986 y miembro de EFQM desde 2010.

Nuestra historia

1963

Emprendimos el camino con catorce niños y niñas en una vivienda del centro de Vitoria-Gasteiz, impulsados e impulsadas por el arraigo de estas pocas familias a una identidad y cultura propias, por la ilusión, los sueños y el esfuerzo.

Los difíciles inicios no desanimaron de la idea de fundar la primera ikastola de Vitoria-Gasteiz al colectivo de padres y madres que hacían trabajos de mejora a la ikastola a cualquier hora y en cualquier momento.

Con mucho esfuerzo, estas familias sembraron una de las semillas del movimiento de recuperación del euskera en esta ciudad, y el deseo que, con el paso del tiempo, hemos ido alcanzando; convertir el euskera en herramienta esencial de convivencia y transmisora de conocimiento, experiencias y valores para la educación de nuestros y nuestras ‘txikis’.

Fundación de Ikastola Olabide en 1963

1968

En la Avenida de Estíbaliz, junto a Izaskun Arrue, aquellas catorce familias con su valentía, trabajo y perseverancia, siguieron abriendo el gratificante camino que nos permite, hoy, conservar nuestra cultura e identidad vasca y enriquecer la sociedad en la que vivimos.

Fieles al original carácter innovador y cooperativista, transformábamos cualquier dificultad en oportunidad para hacer crecer la ikastola que queríamos y debíamos tener en Gasteiz. Y así, logramos, al fin, salir de la clandestinidad con la denominación, aún castellana, de Colegio Padre Raimundo Olabide. Y como no disponíamos de patio de juego, convertimos la huerta de la vivienda en lugar de recreo.

Todavía hoy, decimos con orgullo que los niños y niñas de Olabide relacionan la ‘baratza’ con el lugar de recreo y el sonido de la ‘txalaparta’ con el momento de entrar en clase o volver a casa.

Ikastola Olabide en 1968

1973-1983

En 1973, tras recolectar fondos económicos bajo la figura de socio protector, se constituyó la actual cooperativa de padres y madres. Con un alumnado de 496 personas se inició, en los 20.000 metros cuadrados de terreno adquiridos en las proximidades de Lasarte, la construcción del primer edificio del actual Olabide, al que años después seguiría Alberdi y el Edificio Zelaia.

Superando grandes desafíos, gracias a la colaboración y el entusiasmo de cooperativistas, rectores y socios protectores y también a la contribución de las Instituciones vascas, fuimos haciendo realidad aquella experiencia pionera que pilotó Izaskun Arrue.

Ikastola Olabide entre 1973 y 1983

1984-2021

Más de 1.000 familias, 1.600 alumnos y alumnas y 200 ‘bidelagunak’ (compañeros/as de viaje) forman la gran familia Olabide.

Preparados para los retos que exige el mundo actual, somos agentes activos de la sociedad alavesa, y seguimos impulsando el euskera y la cultura vasca.

Con el mismo espíritu innovador de los orígenes, nos implicamos en la transformación del proyecto educativo de Olabide que se forja y reinventa adaptándose a la actualidad de las diversas realidades. Nuestros/as ‘txikis’ y jóvenes son el centro de todo y trabajamos con empeño para formarles, en valores, y ofrecerles las herramientas que les sirvan para abrirse camino en el mundo que ellos y ellas decidan construir.

¡De Olabide al mundo… y del mundo a Olabide!

Ikastola Olabide desde 1984 hasta la actualidad

¿En qué creemos
en Olabide Ikastola?

Las personas son lo primero

Las personas son lo primero

Tenemos una meta: formar personas seguras de sí mismas, valiosas a nivel intelectual, profesional y humano. Personas que quieren aportar valor a la sociedad y que ayuden a mejorarla

Vivimos, soñamos y aprendemos en euskera

Vivimos, soñamos y aprendemos en euskera

Ofrecemos una enseñanza reglada en euskera y multilingüe. Fomentamos la cultura en general, y la cultura vasca en particular, a través de la asociación Olabide Kultur Elkartea.

Educamos en valores

Educamos
en valores

Para todas aquellas familias que quieren educar a sus hijos e hijas, desde el conocimiento de nuestra realidad más próxima y abiertos al mundo, ofrecemos un proyecto educativo integral e innovador basado en valores éticos y sociales como, el humanismo, el sentido crítico, la solidaridad, la cooperación, la empatía, la responsabilidad y el respeto al medio ambiente.

Innovación para aprender disfrutando

Innovación para aprender disfrutando

INNOVACIÓN para adaptarnos a la vida, aprender a vivir y avanzar en el aprendizaje. El carácter innovador con el que se fundó Olabide, renace hoy con un nuevo proyecto educativo sin perder de vista la noción del aprendizaje como punto de partida del proceso de enseñanza desarrollándolo, de forma novedosa, en base a cuatro pilares: el Ser, el Tener, el Saber y el Hacer.